Cómo ahorrar datos en Windows

En WifiAway, como ya sabéis, ofrecemos Wifi Portátil con grandes cantidades de datos. Para la mayor parte de usos, los datos que os ofrecemos son más que suficientes, pero si aún así piensas que te puedes quedar corto, o piensas ver bastante vídeo desde tu conexión, aquí te dejamos algunos consejos sobre cómo ahorrar datos si usas WifiAway desde un ordenador Windows. Pronto escribiremos otros posts que te lo cuenten con otros sistemas operativos.

Configurar Conexión Wifi de Uso Medido

Lo primero de todo es avisar a Windows de que el wifi es de uso medido. Así conseguimos que Microsoft no se descargue muchas actualizaciones. Estos son los pasos para Windows 10:

  • Selecciona Inicio  > Configuración  > Red e Internet > Wi-Fi  > Administrar redes conocidas.

(o bien dale al iconito Wifi en la barra de tareas, haz click en la red, y click en propiedades).

• Selecciona la red Wi-Fi > Propiedades > activa la opción “Configurar como conexión de uso medido” – En otras versiones de Windows puedes hacer algo parecido, buscad en Google “Configurar uso medido”.

 

¿Cómo puedo gastar menos datos con Netflix?

 

¿Cómo puedo gastar menos datos con YouTube?

Al usar Youtube, podéis indicar que la calidad del vídeo sea baja. Debierais hacer esto tanto si lo usáis para ver muchos videos, como para escuchar música desde youtube. Principalmente hay que hacer click en la tuerquecita y cambiar la calidad, para bajarla todo lo que se pueda sin que sea molesto. No lo dejéis en “Auto”, porque nuestra conexión es muy rápida, porque se descargará el vídeo en la mejor calidad. Escoged una calidad lo más baja posible (360p, por ejemplo).

Podéis probar ahora mismo con el vídeo de WifiAway

Otros usos a evitar

Aparte de todo esto, ya sabes las cosas que tienes que evitar porque consumen muchísimo:
  • Streaming o descargas de Video / Torrents (películas o series, no unos minutos de YouTube).
  • Video Skype/Facetime.
  • Programas de backup/copias de seguridad (como Dropbox) si estás creando/descargando muchos ficheros grandes.
  • Compartir la conexión con amigos que no se han conectado desde hace tiempo. Cuando se conectan, sus aplicaciones empiezan a actualizarse consumiendo muchos datos.
  • Usar dispositivos de streaming como Apple TV o ChromeCast.
  • Dejar que se conecten tus sobrinos adolescentes. No sabemos qué hacen, pero se consumen todos los datos.